PETIT TRAVELLER, NUEVO NÚMERO DE INVIERNO

Acaba de publicarse nuestro número de invierno de la hermana pequeña de nuestra revista, PETIT TRAVELLER, nuestra cabecera de viajes en familia. En este número queremos vencer la pereza de hacer las maletas en los meses más fríos del año y animaros con propuestas tan emocionantes como Japón con los niños, ir en busca de la Aurora Boreal o pasear por una bonita ciudad acabando con una suculenta merienda en una cafetería de lo más cool.

Podréis descubrir ideas y viajes como estos:

JAPÓN. A priori una idea remota, lejana, pero que sin duda merecerá la pena. Hemos hecho un gran esfuerzo por encontrar planes, sitios y por ofrecer lo mejor de su gastronomía para que veáis que aunque lejos, no es tan complicado disfrutar del país nipón en familia.

 

 

EUROPA PARK. Es el parque temático más antiguo de Europa. Emblemático y lleno de diversión. Sus escenarios están llenos de innovadoras atracciones y de otras clásicas, como las montañas rusas, algunas de las más altas de Europa.

AURORA BOREAL. Este fenómeno de la naturaleza es el sueño de miles de viajeros que viajan por tierras del Norte en su búsqueda. Este número os da algunas ideas de lugares y sitios concretos donde más posibilidades hay de observarlas. Sin duda un regalo para todos los que consiguen verlas

CAFETERÍAS. Como os decíamos, acabar en alguno de los sitios que mencionamos en este número disfrutando de un gran café, de pasteles caseros o un gran chocolate bien compensa cualquier caminata para descubrir cuatro bonitas ciudades que veréis en Petit Traveller

Si queréis descubrir todos estos reportajes y muchos más, podéis hacerlo en: http://petitstyle.es/petit-traveller

PLANES PARA EL OTOÑO: EXCURSIÓN FAMILIAR EN BICI

En este último número os dábamos una idea idea para los planes del otoño. Esta  es sin duda una de las mejores épocas para seguir disfrutando al aire libre, sin el calor del verano y con la luz aún espléndida antes de que llegue el invierno. Es la estación perfecta para disfrutar en bici de rutas por la montaña, urbanas y dependiendo de cada edad, más o menos largas. Nuestros niños apenas tienen tiempo de usarlas, pero si podéis, es genial intentar que puedan cogerlas un rato por la tarde, ir a alguna actividad en bici o bien disfrutarlas del fin de semana con una excursión que seguro que les encanta. Con picnic, mochila y bocata o como sea, os damos algunas ideas para descubrir vuestro entorno más cercano y disfrutar al aire libre, algo que tanta falta les hace a los peques y a nosotros.

MIRADOR DE AVIONES DE EL PRAT DE LLOBREGAT (BARCELONA) 

Es un lugar mágico y apasionante que a los niños les encanta. Sentir el rugido de los aviones tan cerca es increíble. Hay un carril bici que llega desde el parque natural cercano y desde el centro del pueblo. Hemos encontrado una ruta genial que nos cuentan nuestras amigas de Barcelona Colours: http://barcelonacolours.com/ruta-en-bici-por-el-prat-de-llobregat/

VÍA VERDE DE LA SIERRA DE CÁDIZ

La parte menos conocida de Cádiz, su interior es la excusa perfecta para recorrer esta preciosa sierra siguiendo el antiguo trazado ferroviario que atraviesa el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, a orillas de la Sierra de Lijar, y donde vive una de las principales colonias de Europa de buitre leonado, y uniendo mediante viaductos y misteriosos túneles dos de esos pueblos blancos que nunca podrás olvidar, Olvera y Puerto Serrano.

BARDENAS REALES -NAVARRA

El Parque Natural de las Bardenas Reales es un espacio desértico de extraordinario, ubicado en la Ribera Navarra. Este parque, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, cuenta con una riqueza paisajística enorme y numerosas rutas señalizadas que podemos recorrer a pie, en bicicleta, a caballo o con vehículos motorizados. Si queréis consultar las rutas más adecuadas dependiendo de la edad de vuestro hijos o el número de kilómetros y demás os dejamos un link donde ver cuál es la más adecuada.

https://www.bardenasreales.es/turismo_1j.htm

VIA VERDE TERRA ALTA- TARRAGONA

La comarca de la Terra Alta es un territorio muy particular situado en el extremo sur de Cataluña, rodeado de almendros y pinares por el que hasta la década de los 70 transitaron trenes por el medio de esta sierra.

Sobre las antiguas vías del tren hoy se puede recorrer la Sierra de Pandols y el Parque Natural dels Ports. Atravesando túneles y cruzando viaductos llegaremos hasta el Ebro desde tierras de Aragón.

IBIZA EN BICI

 

Con los niños os recomendamos estas rutas fáciles, sencillas y asequibles para recorrer la isla fuera de la temporada alta:

– Port des Torrent. Pinares, pedregales, acantilados e islotes impresionantes, junto a la playa de Port des Torrent. Ideal para recorrer con niños.

– Camí Vell de San Rafael. Ruta al interior de la isla: campos de almendros, algarrobos, pinos, huertos tradicionales y fincas con muros muy antiguos

Estas rutas y otras muchas y muy diferentes las podéis encontrar en esta web:

 

http://www.pekebikers.com/rutas-por-espana/

 

VIVE EL SUR DE NAVARRA EN FAMILIA

Como ya os contamos en el anterior post, el fin de semana pasado estuvimos de visita en el Sur de Navarra, una tierra a la que le teníamos muchas ganas y que solo conocíamos por varias etapas del Camino de Santiago. Nos alojamos en el Albergue del Parque Sendaviva en Arguedas y desde allí pudimos disfrutar de pueblos y ciudades como Arguedas, Olite o Pamplona. En Arguedas nuestro objetivo fue conocer el curioso desierto de Las Bardenas Reales, declarado Reserva de la Biosfera. Estas tierras de arcilla y arenisca conforman un paisaje muy singular lleno de montañas curiosas, formaciones dunares, de arenisca y cañones donde la tierra desaparece bajo tus pies. Es una parte curiosa de la tierra navarra que no os podéis perder. No pudimos hacer un recorrido en bici de montaña que es lo que habíamos planeado pero hay muchas rutas señalizadas para poder visitar el parque a pie, en bici o en coche hasta lugares donde se puede acceder por carretera.

Os puede ayudar para planificar la visita consultar su web oficial: http://www.bardenasreales.es

OLITE:

Cuando planificamos la visita a esta ciudad emblemática de la historia del reino de Navarra, no nos imaginábamos que nos gustaría tanto, además de que tuvimos la gran suerte de disfrutar de sus fiestas del Día del Niño, un fin de semana repleto de eventos y citas pensadas para los más pequeños. Así, pudimos ver un desfile de disfraces, bandas y orquestas infantiles, encierros txikis y toros de fuego infantiles que a los míos les fascinaron. Teníamos muchísimas ganas de conocer el maravilloso Palacio de Olite, uno de los castillos mejor conservados de nuestro país y no nos defraudó en absoluto. Reconstruído el siglo pasado, se ha hecho una maravillosa labor con una construcción que fue en la Edad Media uno de los castillos más lujosos y ostentosos de toda Europa. En 1813 se quemó dañando gran parte de su estructura y perdiendo lo que quedaba de valor en su interior. Hoy en día es una gozada poder subir a sus torres, recorrer las estancias de los reyes, descubrir donde jugaban los niños y mucho más gracias a la labor que hace la entidad local GUIARTE .   Con ellos disfrutamos de una visita guiada especial para familias donde la mismísima Leonor de Trastámara nos enseñó su Palacio, con quién vivía allí, qué pasó y cómo era la vida de sus hijos y nietos durante su reinado hasta que Navarra fue conquistada por el Reino de Castilla. Súper recomendable si vais con niños y es genial para que todos conozcáis la historia de esta dinastía y de este lugar.

Una vez finalizada la visita, disfrutamos de la ciudad, de sus fiestas, de sus pintxos y de sus lugares más emblemáticos, nos encantó la ciudad. Si vais no os perdáis los pintxos que hacen en la planta baja del Bar restaurante Casa Zanito en la Calle Mayor, 16.

En casa los papis somos muy aficionados al vino y nos gusta descubrir siempre que vamos a algún punto con denominaciones de origen interesantes bodegas que están haciendo las cosas bien o que sus edificios y estructuras están relacionados con el arte o la arquitectura como la Bodega Señorío de Otazu, un lugar cargado de historia, simbolismo y ahora una meca del arte donde encontraréis la mejor simbiosis entre buen vino y amor por el arte moderno. Es la bodega más al Norte que elabora vino tinto, con lo cual lo hace con variedades de origen francés y al más puro estilo Atlántico, como se elabora en otros países. Son vinos diferentes a los del resto de la región por su ubicación entre montañas y el Río Arga. La primera parte de la visita guiada nos llevó por el edificio señorial del antiguo Señorío donde vivieron numerosos nobles y que está junto a la Ermita del siglo XXII por la cual según cuentan pasaba el antiguo Camino de Santiago. Tras visitar la parte más histórica llegamos al edificio principal de la bodega que conserva numerosos vestigios de la forma y utensilios de  hacer el vino hace varios siglos, el suelo original y muchas memorias de otros tiempos. Sin embargo, lo más interesante es la parte moderna de la bodega que transcurre por la ingeniosa Sala de Barricas, conocida como la “Catedral” por su forma y la construcción de sus arquerías, la Sala de embotellado o el “Cementerio”, donde conservan unidades de antiguas cosechas y añadas.

El arte moderno está presente en todos los espacios de la bodega: modernas pantallas en las salas interiores, cuadros y obras de arte en las salas de embotellado o la Sala de Barricas y en la planta alta de la Bodega, una sala que podría ubicada en cualquier museo de arte moderno del mundo. Artistas como Manolo Valdés (creador de las Meninas modernas en metal. Hay varias en todo el mundo, 2 en Otazu, una en la terminal 4 de Barajas y otra en el MOMA de Nueva York)

Xavier Mascaró, Anish Kapoor y otros renombrados artistas modernos son algunos de los nombres que pueblan estas salas que os recomendamos muchísimo visitar si estáis cerca de Pamplona.

Por último, si estás por Pamplona no hay que perderse el Casco Viejo, el precioso Ayuntamiento, sus emblemáticas calles mundialmente famosas por los encierros de San Fermín, ir de pintxos o visitar el precioso parque romántico de los  Jardines de la Taconera, con unos increíbles campos y animales salvajes viviendo tranquilamente en él, como ciervos, corzos, pavos reales, patos y muchas otras especies.

DESCUBRIENDO EL PARQUE SENDAVIVA

SENDAVIVA es un parque temático muy particular, en una ubicación singular, en medio del Desierto de las Bardenas Reales, reserva de la Biosfera y que se encuentra al Sur de Navarra. Nosotros fuimos desde Barcelona, con lo cual tardamos unas tres horas y media. Más o menos lo mismo que se tardaría desde Madrid y no lejos del norte de España, desde donde provienen muchos visitantes del parque.

Me gustan este tipo de parques integrados en la naturaleza porque no son 100 x l00 artificiales, sino que con los materiales más nobles como la madera, telas y otros más sostenibles consiguen integrar al visitante con el ecosistema de los animales o las actividades propuestas. No hay trenes súper modernos, sino camionetas como las de cualquier campesino que se usan para el traslado a las diferentes zonas. También hay un divertido tren con más capacidad que sirve para los traslados pero los camiones son sin duda muy simpáticos.

El parque está dividido en 4 grandes zonas: LA FERIA, LA GRANJA, EL BOSQUE Y EL PUEBLO . En todas ellas hay diferentes atracciones y animales característicos de cada uno de los ejes temáticos. Así, en la Feria encontraremos los jaguares, los tigres blancos que son difíciles de ver en otros sitios o las cebras y avestruces. En el Bosque hay un genial safari fotográfico en el que pasas junto a muchos animales y casi los puedes tocar. En el Bosque, lo que más nos llamó la atención fueron los lobos y los osos pardos y en el Pueblo tienes el emblema del parque, el burro tradicional español, la imagen de SEDAVIVA.

En las imágenes podréis ver algunas de las atracciones más divertidas: el Bossleigh, un tobogán  de montaña tipo montaña rusa que tú puedes controlar y que si no frenas, baja a toda velocidad y es increíble, no se parece a ninguna otra montaña rusa. Habíamos probado algo parecido en Andorra, el Tobotronc, otro tobogán de montaña del mismo concepto, pero este es más familiar y pueden subir niños desde los 1.05 metros.

Otra de las atracciones que más nos gusto es el Tubing, un recorrido recto, vertical, por el que bajas en un flotador de forma individual o con otros acompañantes y que llega a tener 60 metros de desnivel y 300 metros de longitud. Repetimos unas cuantas veces, 🙂 Y por último la Gran Tirolina, la tirolina más larga de Europa que baja desde la montaña de Sendaviva hasta casi los 70 km por hora. Los niños  a partir de 14 años y 1,50 metros sí pueden subir.

Otra de las cosas que más nos ha gustado del parque son las actividades didácticas paralelas que se pueden realizar dentro del parque, como el Mundo zoorprende, Perdidos en Sendaviva o Despertando a los animales. En la primera, un grupo de expertas del parque te deja ver, tocar y aprender un montón de cosas de algunos animales tan emblemáticos como tarántulas, lagartos, serpientes, suricatas o insectos. “Perdidos en Sendaviva” es una actividad dirigida por un excéntrico explorador que los acompaña por el parque en busca de pistas para ir descubriendo diferentes animales y hábitats y por último, la actividad “Despertando a los animales” es una oportunidad genial para los niños que se alojan en el albergue de Sendaviva para que puedan preparar el desayuno y darles de comer a muchos de ellos.

Nosotros nos alojamos en el albergue que ofrece muchas ofertas durante la época de apertura del parque (en invierno está cerrado) pudiendo tener por un módico precio una opción para alojarte dentro del parque y entrada gratuita al día siguiente y opción a algunas actividades solo para visitantes del albergue. Es grande, hay varias habitaciones de 8 y de 4 pero la mayoría son de 15 camas. Está decorado como si fuese un bosque y hay juegos para compartir, cocina donde poder preparar alguna comida o desayuno, etc.

Y por último, no os podéis perder si visitáis el parque los espectáculos y las novedades como las atracciones Valhalla, de realidad virtual muy conseguida y que en muy pocos sitios existe a día de hoy y  la Mansión Encantada, una mini casa del terror apta para todos los públicos pero que sin duda nos dará algún que otro susto. Para no masificar estas actividades, puedes pedir la hora que más te convenga para visitarlas y entrar directamente. Los espectáculos más emblemáticos son el circo y la exhibición de aves rapaces.

En el circo disfrutamos de un espectáculo cómico al más puro estilo cabaret con algunos equilibristas y contorsionistas que dejan a toda la familia con la boca abierta. La exhibición de las aves merece sin duda una mención especial porque es la mejor que hemos presenciado hasta el momento, ya que en muchos parques existe esta opción. Además de genial explica, es un placer ver volar a las aves desde la montaña de Sendaviva hasta el lugar de la exhibición por unos cetreros que conocen y aman estas aves. Poder admirar de cerca águilas, halcones, el cóndor y muchas otras espectaculares especies a mis hijos les fascinó. Tanto que lo vimos los dos días que pasamos en el parque.

Os invito a conocer este singular parque, disfrutar del entorno, de los animales y las atracciones perfectamente integradas en la naturaleza y pasar unos días inolvidables en el Desierto de las Bardenas Reales, que por cierto se ve de forma magnífica desde el mirador en lo más alto de la montaña de Sendaviva.

Para saber más del parque o reservar vuestra estancia podéis hacerlo entrando aquí:

El Parque