EL CAMINO DE RONDA POR LA COSTA BRAVA QUE TE DESCUBRE LOS RINCONES MÁS BONITOS DE CATALUNYA

El Camí de Ronda es una ruta que transcurre por la Costa Brava catalana y que permite pasar por toda la costa, playas, calas, bosques cercanos a la zona costera y poblaciones marítimas de esta zona de increíble belleza.

EL ORIGEN

Es una ruta tradicional que era usada por la Guardia Civil para controlar la frontera marítima española y evitar el contrabando. En los últimos años, se ha transformado para dar lugar a un paseo que se ha convertido en una estupenda ruta turística. Sus orígenes se sitúan en el siglo XIX cuando se habilitó un pequeño sendero a través de los acantilados y costas de la costa de Cataluña para controlar las poblaciones de la costa. En el siglo XX, especialmente en la postguerra, adquirió una importancia capital al servir básicamente de control del estraperlo, actividad en auge debido a la pésima situación de España tras la Guerra Civil española.

 

 

ETAPAS

En los últimos años el Camí de Ronda se ha venido realizando en las etapas más clásicas, las más conocidas, que van desde el comienzo de la Costa Brava, en Sant Feliú de Guíxols, hasta una de las poblaciones más bellas de Cataluña, Begur, aunque bien es cierto que por toda la costa catalana existen caminos de ronda de diferente dificultad para poder hacerlos con niños. Podemos dividir la ruta por dificultad o bien por distancia, hasta donde creamos que seremos capaces de llegar. Debéis tener en cuenta que no son rutas circulares, esto significa que de vuelta se debe repetir la ruta al revés (el doble de kilómetros) o debéis planificar el transporte de regreso.

Si queréis más información sobre los caminos de ronda podéis pedir información en la oficina de turismo de cada población o  consultar algunas webs como www.camideronda.com

ETAPA 3: LLAFRANC- BEGUR

El pasado fin de semana completamos la ruta clásica en la etapa 3, de 12,5 kilómetros y que enlaza Llafranc con Begur. Aunque no es un trazado de máxima dificultad, sí que se convierte en más complicado por el elevado desnivel del trazado, de 0 a 655 metros en su parte final, hasta subir al centro de la población de Begur desde sus bellas calas.

Este tramo se inicia en la pedanía de Llafranc, que pertenece a la localidad de Palafrugell y sigue por preciosas calas como Cala Pedrosa (playa de agua clara y enormes piedras)  y el núcleo de Tamariu, una encantadora playa de arena con un trampolín precioso del que no podíamos sacar a los niños. Después, caminamos hasta una de las calas más bonitas y emblemáticas de la Costa Brava, la de Aiguablava, Fornells hasta llegar a la montaña por la que se inicia la subida hasta la población de Begur, donde llegamos casi anocheciendo porque nos paramos en todos los lugares para comer, bañarnos, disfrutar del paisaje y realizar la ruta a un ritmo en el que los niños estuvieran cómodos y contentos. Todos disfrutamos mucho de este singular camino que os invito a conocer en alguna de sus increíbles etapas.

Fotos: Núria González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *