EL POLÉMICO OLIVIERO TOSCANI VUELVE A LA MODA INFANTIL DE LA MANO DE BENETTON

NO SEÁIS BUENOS, LES DICE A LAS NIÑAS Y NIÑOS  OLIVIERO TOSCANI EN SU ÚLTIMA CAMPAÑA PARA BENETTON

El enfant terrible de la fotografía italiana, el descarado Oliviero Toscani ha vuelto después de más de una década a realizar una campaña para la firma Benetton. Tras sus polémicas instantáneas de los 80 con la firma y con retratos y sesiones donde la diversidad de razas, género y demás temas escabrosos le llevó a la fama mundial, el genio italiano ha vuelto y hemos podido disfrutarlo del 18 al 21 de enero de 2018, en el marco de la feria internacional Pitti Immagine Bimbo.

La exposición del Palacio Strozzi en Florencia repasaba las imágenes de niños tomadas por el fotógrafo desde los años ochenta hasta la próxima colección de primavera. “Es más fácil fotografiar la guerra que a los niños”, ha dicho Oliviero Toscani en el estudio fotográfico de la campaña Primavera Verano 2018 de Benetton Niño. “Les desafío a fotografiar a cuatro niños con un fondo blanco detrás mientras gritan, lloran, llaman a su madre”.

Algunas de las campañas más famosas de Toscani para Benetton retratan precisamente a niños. Desde la foto de un recién nacido todavía con el cordón umbilical – que luego se convirtió en la portada del primer número de la revista COLORS – hasta el catálogo Girasoli, en el que todos los modelos eran jóvenes discapacitados de un instituto de salud alemán, hasta la imagen icono en la que un niño blanco con aspecto de ángel abraza a un niño negro con pelo de demonio. Éstas y otras fotografías de niños y niñas tomadas por Toscani para Benetton estaban impresas y pegadas a un rodillo de tres metros de ancho que, como la hélice de un ADN, estaba desenrollado entre las columnas del patio del Palacio Strozzi.

La colección Benetton Kids Spring 2018, ya disponible en las tiendas United Colors of Benetton de Florencia, marca un regreso a los orígenes de la marca: el diseño es limpio y esencial, los colores son protagonistas, el estilo es un “back to basic”. Un concepto moderno y “easy”, que gira alrededor de la practicidad, el sentido del color, la calidad del género de punto que viste a los niños de todo el mundo. Una moda happy que se inspira en el mundo de los campus americanos, las rayas marineras y que vuelve al legado de la marca, destacando el alma global que es sinónimo de United Colors of Benetton.

 

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *