MARRAKECH EN FAMILIA

Marruecos es un país fascinante con tantas cosas que sorprenden a pequeños y mayores, que es siempre un acierto para los más aventureros y para los que no nos sorprendemos por trasladarnos a lugares donde comen, piensan y viven de forma muy diferente a la nuestra. Es un destino exótico y la gran venta es lo cerca que lo tenemos. Desde Andalucía, los ferrys nos proporcionan una vía muy rápida y cómoda para viajar solos o con nuestro propio vehículo al norte del país. Desde Almería hay muchos barcos y compañías que comunican la ciudad con Nador y Melilla, a unas tres horas de Fez. Desde Algeciras, en Cádiz, podemos viajar hasta Tánger en muy poco tiempo y desde allí recorrer el norte y visitar las zonas de Tetuán, Chauen, Rabat…

Son muchos los planes que se pueden organizar con los peques en Marruecos, como fascinarse con un paseo en dromedario por las magníficas dunas,  dar de comer a los monos del Medio Atlas en las Cascadas de Ouzoud, los oasis escondidos entre las maravillosas dunas, los colores y olores de los zocos en las medinas de la ciudad o descubrir en las plazas de las principales ciudades, como Marrakech a los encantadores de serpientes, músicos, bailarines, cuenta cuentos, pitonisas, actores, adivinos, etc.

Hace pocos días hemos tenido la oportunidad de visitar Marrakech y sin duda os recomendamos conocerla en familia. El Palacio Bahía, la Plaza Jemma el Fna, los Jardines Majorelle y el enorme zoco, uno de los más grandes y valorados del mundo, son sobrados motivos para visitarla. El olor a sus aromáticas especias, la comida tan diferente, el poder practicar otros idiomas como el francés, que mis hijos estudian y tienen pocas oportunidades de hacerlo y hacer compras exóticas y divertidas  regateando son muchas y divertidas excusas para viajar al país vecino.

Os dejamos con algunas imágenes de la ciudad a la que pronto volveremos para pasar más días que nos permitan salir y conocer los alrededores, las montañas del Atlas, el desierto y el agreste paisaje de las comarcas colindantes.

 

EL CAMINO DE RONDA POR LA COSTA BRAVA QUE TE DESCUBRE LOS RINCONES MÁS BONITOS DE CATALUNYA

El Camí de Ronda es una ruta que transcurre por la Costa Brava catalana y que permite pasar por toda la costa, playas, calas, bosques cercanos a la zona costera y poblaciones marítimas de esta zona de increíble belleza.

EL ORIGEN

Es una ruta tradicional que era usada por la Guardia Civil para controlar la frontera marítima española y evitar el contrabando. En los últimos años, se ha transformado para dar lugar a un paseo que se ha convertido en una estupenda ruta turística. Sus orígenes se sitúan en el siglo XIX cuando se habilitó un pequeño sendero a través de los acantilados y costas de la costa de Cataluña para controlar las poblaciones de la costa. En el siglo XX, especialmente en la postguerra, adquirió una importancia capital al servir básicamente de control del estraperlo, actividad en auge debido a la pésima situación de España tras la Guerra Civil española.

 

 

ETAPAS

En los últimos años el Camí de Ronda se ha venido realizando en las etapas más clásicas, las más conocidas, que van desde el comienzo de la Costa Brava, en Sant Feliú de Guíxols, hasta una de las poblaciones más bellas de Cataluña, Begur, aunque bien es cierto que por toda la costa catalana existen caminos de ronda de diferente dificultad para poder hacerlos con niños. Podemos dividir la ruta por dificultad o bien por distancia, hasta donde creamos que seremos capaces de llegar. Debéis tener en cuenta que no son rutas circulares, esto significa que de vuelta se debe repetir la ruta al revés (el doble de kilómetros) o debéis planificar el transporte de regreso.

Si queréis más información sobre los caminos de ronda podéis pedir información en la oficina de turismo de cada población o  consultar algunas webs como www.camideronda.com

ETAPA 3: LLAFRANC- BEGUR

El pasado fin de semana completamos la ruta clásica en la etapa 3, de 12,5 kilómetros y que enlaza Llafranc con Begur. Aunque no es un trazado de máxima dificultad, sí que se convierte en más complicado por el elevado desnivel del trazado, de 0 a 655 metros en su parte final, hasta subir al centro de la población de Begur desde sus bellas calas.

Este tramo se inicia en la pedanía de Llafranc, que pertenece a la localidad de Palafrugell y sigue por preciosas calas como Cala Pedrosa (playa de agua clara y enormes piedras)  y el núcleo de Tamariu, una encantadora playa de arena con un trampolín precioso del que no podíamos sacar a los niños. Después, caminamos hasta una de las calas más bonitas y emblemáticas de la Costa Brava, la de Aiguablava, Fornells hasta llegar a la montaña por la que se inicia la subida hasta la población de Begur, donde llegamos casi anocheciendo porque nos paramos en todos los lugares para comer, bañarnos, disfrutar del paisaje y realizar la ruta a un ritmo en el que los niños estuvieran cómodos y contentos. Todos disfrutamos mucho de este singular camino que os invito a conocer en alguna de sus increíbles etapas.

Fotos: Núria González

PETIT TRAVELLER 8, NUESTRO NÚMERO DE VERANO YA ESTÁ AQUÍ

Se acerca el final del curso, de las actividades y vamos cerrando planes para el verano, vacaciones, escapadas y muchas propuestas al aire libre. Nuestro recién publicado número 8 de nuestra hermana pequeña, la revista de viajes en familia, Petit Traveller, nos trae planes lejanos, pero otros en nuestro país, de bajo coste, algunos más respetuosos con la naturaleza y hasta solidarios. Además, no faltarán nuestras propuestas de novedades en shopping, looks para tener un outfit adecuado dependiendo de nuestro lugar de vacaciones, etc.

Nuestra compañera Ana de Una Peineta en Mi maleta nos cuenta en “Where we want to be” que tiene  Croacia para enamorarnos y por qué es un destino perfecto para disfrutarlo en familia.

Otra de las innovadoras secciones de este número es cómo tener unas Vacaciones Solidarias y destinos por todo el mundo diferentes, solidarios y con un valor añadido.

Paula de Sweet Ale nos traslada una propuesta de viaje por una de las zonas más bonitas y visitadas de Francia, Bretaña y Normandía. Ambos, destinos cargados de pueblos preciosos, costas y playas salvajes y ciudades con un sabor medieval únicas en el país vecino.

Inauguramos colaboración con Cristina, periodista experta en viajes y gastronomía, quien nos ha dejado un artículo muy adecuado para el verano, destacando cuáles son los mejores mini clubs de hoteles y alojamientos de nuestro país.

Aquí tenéis el número completo para poder disfrutarlo y empezar a pensar en el mejor tiempo de todos en familia:

NÚMERO 8 PETIT TRAVELLER

 

DESCUBRIENDO EL CAMPING MIRAMAR

Desde hace unos años a esta parte, el concepto de ir de camping y con niños ha cambiado muchísimo, y en muchos de estos establecimientos han decidido dar un paso más en la oferta turística, en especial para familias y han evolucionado hacia enclaves donde encontramos mucho más que la oferta clásica de acampadas y clásicos y sobrios mobil homes.

El caso del Camping Miramar es uno de ellos, se trata de un lugar en primera línea de playa, un camping tranquilo, con caravanas, parcelas y mobil homes. Algunas de estas caravanas y de estos mobil homes se han ido personalizando y cada uno de ellos tiene un nombre propio, con un concepto creativo y una decoración únicos, con un estilo vintage que está gustando muchísimo a los nuevas generaciones de turistas. Además, el proyecto de reforma de los alojamientos es algo que realizan desde la propia familia que gestiona el camping. Los Mas llevan más de 50 años al frente de establecimientos de este tipo y con el saber hacer y el talento de Mercedes para decorar cada uno de los espacios y buscar todos los detalles a juego, el camping ha ganado en calidad y en distinción. Es un lugar donde encuentras todo lo necesario para que se convierta en tu pequeña casa durante unos días. Las paredes, los manteles, los cubiertos, la cafetera y todo lo que podáis imaginar es diferente y único en cada caravana y en cada mobil home. Desde 2 a 6 personas, e incluso hasta para poder traer a tus mascotas, estos alojamientos están preparados para proporcionarnos unos días únicos. Un jardín con bonito mobiliario, mesas de madera, barbacoa, etc lo hacen aún mas apetecible.

Las caravanas y mobil homes tienen nombre propio y un estilo único, nosotros pudimos visitar las de Barbie, la pop, la verde oliva, varias en navy y muchas más que podéis ver en su web y publicaremos en breve en nuestro número en papel del mes de julio.

 

Y es que hace pocos días pudimos conocer el camping de cerca porque decidimos pasar aquí un fin de semana haciendo actividades de “team building” tras el estrés de las últimas semanas, y no pudimos haber elegido mejor. Ahora ya contamos los días que faltan para volver…

Si queréis ver todos y cada uno de los alojamientos y reservar vuestra próxima estancia, lo podéis hacer aquí:  http://thelisresa.webcamp.fr/?PHPSESSID=htjpet2pc7osrmidquvh50tf92