Vacaciones en Almería

 

Hoy quiero compartir con todos vosotros algo más de información sobre cómo pasar unas vacaciones de cine en nuestro rincón favorito del Mediterráneo, la costa del levante almeriense. Allí cada verano solemos disfrutar del sol (más de 300 horas de sol al año avalan el buen tiempo que todos buscamos cuando salimos de vacaciones), playa, paseos en barco, ocio para toda la familia y sobre todo, animación pero también cierta tranquilidad. Los pueblos del levante almeriense reciben muchos visitantes en la temporada estival, pero el bullicio y la animación vienen sobre todo de parte de familias de todo el panorama nacional y también de turismo internacional, especialmente de ingleses que acuden buscando un retiro de sol y tranquilidad. Os cuento cuáles son nuestros pueblos favoritos y lo que no os podéis perder si viajáis hasta esta esquinita de la península.

MOJÁCAR. Desde los años 70 es el destino estrella de mucha gente joven pero también familias que buscan sus playas, disfrutar de su especial situación en la Sierra de  Mojácar de uno de los pueblos blancos más bonitos de España. Allí encontraréis una amplia oferta de ocio para todas las edades, la mejor hostelería y restauración de toda la zona y un ambiente boho chic que destila esta encantadora población de raíces y tradición árabes.

GARRUCHA. Es el destino ideal para disfrutar de la playa, accesible, cómoda e ideal para disfrutar con niños. En Garrucha durante todo el verano hay oferta de mercadillo de artesanos, feria infantil y mucho ambiente en su inigualable Paseo Marítimo. Un enclave único de la zona donde disfrutar de paseos en barco, pesca o del comercio tradicional y la gastronomía de la zona, donde tiene mucho peso una especie única en todo el mundo, la conocida gamba roja de Garrucha. Si venís por la zona una excursión que nos os podéis perder es la de conocer el litoral del levante desde un precioso velero y disfrutar de un paseo en barco con Blooper, una empresa de servicios naúticos que dispone de un barco estupendo para conocer la costa y disfrutar con los niños de un día navegando.  A los míos les encantó.

CARBONERAS. Otro precioso pueblo blanco del litoral almeriense. Tranquilo, tradicional y con unas estupendas playas, es otro sitio ideal desde el que iniciar la visita al Parque Natural de Cabo de Gata, uno de los parques españoles mejor conservado. Fauna y flora características del Mediterráneo y de climas desérticos; playas vírgenes, sin servicios, ni chiringuitos, ni restaurantes, pero auténticas. Si vuestros niños no son muy pequeños no os perdáis la visita a la playa de Los Muertos en Carboneras (catalogada como una de las mejores playas españolas en numerosas ocasiones), o las de Mónsul y Los Genoveses en San José, en pleno corazón de Cabo de Gata.

 

VERA. Es uno de los municipios más importantes del Levante,  también con varios kilómetros de costa y playas de arena negra. Su casco histórico está alejado del mar, pero cuenta con numerosos atractivos para las familias. Uno de ellos es el Parque Acuático de Vera, un parque de atracciones de agua pero no de los gigantes. Es pequeñito, ideal para disfrutar en un día, con oferta para grandes y pequeños pero asequible, y sin agobios. He visitado otros gigantes y con atracciones de todos los tipos y acabo agobiándome de la gente, las colas y acaba el día y no te lo acabas… Este es estupendo para un día tranquilo en familia pero divertido.

 TABERNAS. Este municipio no pertenece a la costa del Levante, pero bien merece la pena una excursión desde allí. Tabernas alberga el único desierto catalogado como tal de toda Europa. Su clima, su flora y las características de su orografía la hacen muy especial y así no es de extrañar que fuera uno de los enclaves favoritos para los rodajes de los western más famosos de la cartelera de los años 50 y 60. En la actualidad hay varios parques que muestran parte de los decorados de la época y realizan espectáculos donde se puede ver cómo se rodaban las películas de la época. El parque Oasys es ideal para la familia, porque además de conservar el sabor del spaguetti western, alberga una reserva de animales salvajes estupenda, digna de cualquier parque zoológico. Jirafas, osos, leones, tortugas, lagartos, panteras y mucho más harán las delicias de los más peques. Si viajáis en pleno verano podréis disfrutar de una piscina donde sofocar el intenso y seco calor que hace en el Parque, una genial idea que se convierte en pura necesidad cuando estás por allí.

Son muchos los encantos de esta zona de Almería, que nos llevarían muchas líneas aunque sin duda este es un resumen estupendo para todos aquellos que visitéis la zona con vuestros peques.

1 comment
  1. Muy buen artículo sobre mi tierra, pero destacaría la visita al parque natural Cabo de Gata-Níjar y la multitud de actividades que se pueden realizar con niños en esas aguas cristalinas, como kayak, snorkel o travesía en barco.
    Mis hijos se lo pasan pipa haciendo kayak.
    Saludos y felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *