VISITA TEATRALIZADA EN LA CASA BATLLÓ CON NIÑOS

Hace pocos días pudimos disfrutar de un espectáculo único, por el propio show, por el enclave y por la singularidad de todo ello. “El mismísimo Antoni Gaudí” nos  enseña por primera vez todos los rincones de la Casa Batlló. El Genio modernista catalán más internacional en su etapa más joven acompaña a grandes y pequeños en un singular paseo por la Casa Batlló, la llamada «casa de los huesos», «casa del dragón» y  muchas más denominaciones que nos va contando él mismo durante la visita. Su vida, su obra, su particular forma de entender la arquitectura, salpicado de anécdotas y de pinceladas sobre su peculiar talento y sus manías, son el contenido que más sorprende a todos en esta visita.

La Casa Batlló no es obra de Antoni Gaudí, pero sí fue un encargo remodelarla y reconstruirla según su talento.  Un encargo de su gran amigo Josep Batlló, un burgués de la época que hizo de la planta noble de la casa, la primera, el balcón más envidiado de todo el Paseo de Gracia. Descubrirlo desde dentro es mágico. Lo que más llama poderosamente la atención son las líneas curvas de toda la casa y que los niños entiendan su forma de ver los edificios y vean que hay muchas maneras muy creativas de aplicar «otros talentos» hasta en algo tan serio como es diseñar y construir edificios.

img_9660

«La línea curva es la de Dios y la recta la de los hombres”, comentaba el mismo Gaudí. Bajo esta premisa inició un trabajo de remodelación que incluyó ventanas, puertas, columnas, pintura, decoración hasta hacer de la Casa Batlló un edificio emblemático para la familia y un bien de interés cultural protegido ya por la Unesco bajo el sello de Patromonio Mundial de la Humanidad. En el edificio podemos ver su pasión por los tonos presentes en la naturaleza como los verdes y azules, el poder del agua sobre sus diseños… Vemos ventanas y vidrieras que parece que nos lleven bajo el agua. Columnas imposibles, sistemas de ventilación únicos bajo una obsesión casi enfermiza de que el aire pasara por todos los rincones de la casa y otras manías nos va explicando el arquitecto catalán conforme vamos subiendo plantas del edificio.

El actor se muestra divertido, maniático, cercano a los niños y sin duda no tiene precio poder descubrir secretos y anécdotas de la Casa y que los niños puedan verlo de primera mano que hacerlo en un visita por nuestra cuenta. Para mí la gran diferencia es que con una audioguía los datos y otras informaciones se te olvidan rápido, pero con una visita de este tipo, la voz y las anécdotas te quedan grabadas durante mucho tiempo…

Si queréis reservar una visita y saber horarios y otros datos podéis visitar la página de la Casa Batlló AQUÍ: 

img_9661 xvisitas-teatralizadas-3-jpg-pagespeed-ic-xon8vr7ndd img_9656

 

img_9657 img_9655

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *