VIVE EL SUR DE NAVARRA EN FAMILIA

Como ya os contamos en el anterior post, el fin de semana pasado estuvimos de visita en el Sur de Navarra, una tierra a la que le teníamos muchas ganas y que solo conocíamos por varias etapas del Camino de Santiago. Nos alojamos en el Albergue del Parque Sendaviva en Arguedas y desde allí pudimos disfrutar de pueblos y ciudades como Arguedas, Olite o Pamplona. En Arguedas nuestro objetivo fue conocer el curioso desierto de Las Bardenas Reales, declarado Reserva de la Biosfera. Estas tierras de arcilla y arenisca conforman un paisaje muy singular lleno de montañas curiosas, formaciones dunares, de arenisca y cañones donde la tierra desaparece bajo tus pies. Es una parte curiosa de la tierra navarra que no os podéis perder. No pudimos hacer un recorrido en bici de montaña que es lo que habíamos planeado pero hay muchas rutas señalizadas para poder visitar el parque a pie, en bici o en coche hasta lugares donde se puede acceder por carretera.

Os puede ayudar para planificar la visita consultar su web oficial: http://www.bardenasreales.es

OLITE:

Cuando planificamos la visita a esta ciudad emblemática de la historia del reino de Navarra, no nos imaginábamos que nos gustaría tanto, además de que tuvimos la gran suerte de disfrutar de sus fiestas del Día del Niño, un fin de semana repleto de eventos y citas pensadas para los más pequeños. Así, pudimos ver un desfile de disfraces, bandas y orquestas infantiles, encierros txikis y toros de fuego infantiles que a los míos les fascinaron. Teníamos muchísimas ganas de conocer el maravilloso Palacio de Olite, uno de los castillos mejor conservados de nuestro país y no nos defraudó en absoluto. Reconstruído el siglo pasado, se ha hecho una maravillosa labor con una construcción que fue en la Edad Media uno de los castillos más lujosos y ostentosos de toda Europa. En 1813 se quemó dañando gran parte de su estructura y perdiendo lo que quedaba de valor en su interior. Hoy en día es una gozada poder subir a sus torres, recorrer las estancias de los reyes, descubrir donde jugaban los niños y mucho más gracias a la labor que hace la entidad local GUIARTE .   Con ellos disfrutamos de una visita guiada especial para familias donde la mismísima Leonor de Trastámara nos enseñó su Palacio, con quién vivía allí, qué pasó y cómo era la vida de sus hijos y nietos durante su reinado hasta que Navarra fue conquistada por el Reino de Castilla. Súper recomendable si vais con niños y es genial para que todos conozcáis la historia de esta dinastía y de este lugar.

Una vez finalizada la visita, disfrutamos de la ciudad, de sus fiestas, de sus pintxos y de sus lugares más emblemáticos, nos encantó la ciudad. Si vais no os perdáis los pintxos que hacen en la planta baja del Bar restaurante Casa Zanito en la Calle Mayor, 16.

En casa los papis somos muy aficionados al vino y nos gusta descubrir siempre que vamos a algún punto con denominaciones de origen interesantes bodegas que están haciendo las cosas bien o que sus edificios y estructuras están relacionados con el arte o la arquitectura como la Bodega Señorío de Otazu, un lugar cargado de historia, simbolismo y ahora una meca del arte donde encontraréis la mejor simbiosis entre buen vino y amor por el arte moderno. Es la bodega más al Norte que elabora vino tinto, con lo cual lo hace con variedades de origen francés y al más puro estilo Atlántico, como se elabora en otros países. Son vinos diferentes a los del resto de la región por su ubicación entre montañas y el Río Arga. La primera parte de la visita guiada nos llevó por el edificio señorial del antiguo Señorío donde vivieron numerosos nobles y que está junto a la Ermita del siglo XXII por la cual según cuentan pasaba el antiguo Camino de Santiago. Tras visitar la parte más histórica llegamos al edificio principal de la bodega que conserva numerosos vestigios de la forma y utensilios de  hacer el vino hace varios siglos, el suelo original y muchas memorias de otros tiempos. Sin embargo, lo más interesante es la parte moderna de la bodega que transcurre por la ingeniosa Sala de Barricas, conocida como la «Catedral» por su forma y la construcción de sus arquerías, la Sala de embotellado o el «Cementerio», donde conservan unidades de antiguas cosechas y añadas.

El arte moderno está presente en todos los espacios de la bodega: modernas pantallas en las salas interiores, cuadros y obras de arte en las salas de embotellado o la Sala de Barricas y en la planta alta de la Bodega, una sala que podría ubicada en cualquier museo de arte moderno del mundo. Artistas como Manolo Valdés (creador de las Meninas modernas en metal. Hay varias en todo el mundo, 2 en Otazu, una en la terminal 4 de Barajas y otra en el MOMA de Nueva York)

Xavier Mascaró, Anish Kapoor y otros renombrados artistas modernos son algunos de los nombres que pueblan estas salas que os recomendamos muchísimo visitar si estáis cerca de Pamplona.

Por último, si estás por Pamplona no hay que perderse el Casco Viejo, el precioso Ayuntamiento, sus emblemáticas calles mundialmente famosas por los encierros de San Fermín, ir de pintxos o visitar el precioso parque romántico de los  Jardines de la Taconera, con unos increíbles campos y animales salvajes viviendo tranquilamente en él, como ciervos, corzos, pavos reales, patos y muchas otras especies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *