LA EXPERIENCIA ENGLISH SUMMER EN LA CASA DONDE COMENZÓ TODO, VALLCLARA

En casa tengo dos pequeños campers que acaban de disfrutar de la experiencia English Summer una vez más. Para el peque, de 7 años, era la primera vez que pasaba tantos días fuera de casa que no fueran las colonias escolares de cada año que duran 3 días. La mayor repetía experiencia, pero esta vez en lugar de Prades, el buque insignia de los campamentos English Summer, escogimos Vallclara, la casa familiar donde hace 37 años comenzó la historia de los mejores campamentos de inglés de nuestro país. Es más pequeña, más familiar, con capacidad para no más de 100 alumnos. Nos gustó mucho y nos pareció muy acogedora y con unas instalaciones deportivas increíbles para poder jugar a fútbol, volei, tenis, bádminton, basquet, algo que el peque valora muchísimo que es amante de los balones de todo tipo.

Además, habíamos seguido la reforma de la emblemática casa de Vallclara, un entrañable pueblo de 100 habitantes y hemos podido comprobar que sin perder un ápice del encanto que la caracteriza, se ha renovado por dentro y por fuera con la última tecnología y facilidades para alojar a niños en verano, a familias completas dentro de su programa para aprender inglés en familia o a grupos de empresa, familias, etc durante el invierno.

Vallclara es el núcleo del programa English Summer, donde la Sra. Fleix Wright, en 1980 se llevó a pasar unos días de verano a un grupo de estudiantes que pudieron vivir una experiencia increíble en esta preciosa comarca de Tarragona y donde desde entonces, no ha dejado de crecer el número de niños que pasan por esta y el resto de instalaciones de English Summer cada verano.

De Vallclara nos encanta la decoración, respetando su estilo modernista de principios de siglo XX y manteniendo algún mobiliario y pequeñas joyas familiares en los pisos más altos, que conviven con muebles más modernos y las renovadas habitaciones que los peques estrenan este verano. Además, las puertas, como en los mejores hoteles, se abren con el chip que se activa desde la pulsera que llevan todos los estudiantes, una de las grandes innovaciones de English Summer para este verano. Con ella, los niños están controlados y los padres pueden llevar un control desde una app en el móvil de sus gastos y otros datos que se pueden conocer en el día a día.

Nos encanta que la familia Fleix apueste por la constante innovación y mejora de sus instalaciones y sus programas, con lo cual consiguen que cada verano la experiencia para los niños sea insuperable y quieran repetir más del 60% de los alumnos.

He podido vivir muchas cosas del programa y conocerlas desde dentro y os cuento lo que más admiro entre otras muchas cosas:

  • Programa inglés. Ponen un gran empeño en crear un contenido que sea fácil de aprender, de adquirir, que mejore fundamentalmente su speaking, pronunciación y consolide conocimientos de gramática poniéndolos en práctica. Para ello, traen a profesores de diferentes partes del mundo para que los niños conozcan acentos de países tan diferentes como Inglaterra, Irlanda, Estados Unidos, China o Australia.
  • Monitores. El personal que trabaja en English Summer no es un equipo de trabajo cualquiera. No publican ofertas y gente externa viene a trabajar aquí. La inmensa mayoría son antiguos alumnos formados con el programa, acostumbrados a convivir y pasar muchas horas hablando inglés y viviendo experiencias únicas cada verano. Lo que sí exige el personal directivo es un entusiasmo, vitalidad y capacidad de trabajo que encontraréis en pocos sitios. Es por eso que la calidad humana de los directores, secretarios, coordinadores y monitores es tan alta, porque todos viven para los niños y trabajan para ellos, consiguiendo un éxito tras otro cada verano.
  • Preparación fiestas. Es admirable la ilusión y la cantidad de horas invertidas en preparar fiestas y eventos para los niños de cada turno. Pasan horas y horas montando y desmontando estructuras, pasarelas, escenarios, creando certificados, diplomas, disfraces y adaptando las horas de diversión a las últimas tendencias. Pasan enseguida, son un rato cada noche, pero no os imagináis la cantidad de horas que el personal les dedica a su elaboración. No es de extrañar que sean memorables sus fiestas del rock al más puro estilo «Grease», la emblemática noche de gala con la entrega de los Oscars, la fiesta de graduación o la de la Polinesia. A mis hijos les pareció de lo más bonita la noche en la que recorriendo el pueblo de Vallclara, tuvieron que descubrir al más puro estilo del juego de misterio Cluedo, las pistas repartidas por todo el pueblo para encontrar al asesino.
  • Información a los padres. Además de todas las tareas asignadas en la casa, todo el personal, monitores, directivos, secretarios o director están disponibles todos, en las horas establecidas para que podamos llamar, consultar o preguntar cualquier cosa relacionada con nuestros hijos y su formación. Por supuesto ellos pueden llamar cada día a casa si así lo deciden, aunque os diré que si no llaman es lo mejor que os puede pasar, es que se lo están pasando en grande ya sabéis, «no news, good news»
  • Innovación constante. Las instalaciones de English Summer en todas sus casas: Prades, Poblet, Tamarit, la Cerdanya y Vallclara sufren constantemente modificaciones y crean alianzas tecnológicas, ofrecen nuevos programas temáticos, etc para adaptarse a las demandas de los niños y las familias. Podéis encontrar tal variedad de campamentos de inglés con actividades o bien temáticos con inglés (hípica, vela, moda, chef camp, dance camp…) que es difícil no tener uno acorde a la personalidad y gustos de nuestros hijos
  • Calidad – precio. Si os fijáis en todo lo que el programa ofrece y sobre todo, en todo lo que nuestros hijos traen cuando vuelven a casa (fundamentalmente una mochila cargada de buenos recuerdos y de increíbles experiencias) os daréis cuenta de que la relación calidad-precio es más excelente.

Y como nada mejor que verlo con vuestros propios ojos, os dejo un pequeño vídeo de la experiencia de mis niños este verano en la casa de Vallclara para que juzguéis vosotros mismos. Y si os quedan ganas y días de enviarlos este verano, podéis consultar aquí las plazas disponibles para los turnos que aún quedan:

www.englishsummer.com

 

 

CAMPAMENTO DE INGLÉS EN PRADES: ENGLISH SUMMER

En casa acabamos de vivir una de las experiencias más alucinantes de este verano, bueno nosotros exactamente no, sino la primogénita de la familia. Ha podido disfrutar de unos días en un campamento de inmersión lingüística, los mejores del país con mucha diferencia, y os aseguro que hemos valorado muchos. Finalmente nos decantamos por la casa de Prades de English Summer, ya que son muchos los años de experiencia que avalan estos campus y las garantías que nos ofrecían son enormes. Cursos especializados, trato y ambiente familiar, era lo primordial para nosotros.

Después de conocer la historia de la familia que fundó estos campamentos sorprende que tras 36 años, aún sigan haciendo cosas como el primer verano.

English Summer es la entrañable historia de un matrimonio entre una profesora inglesa y un restaurador tarragonés. Ella, acostumbrada a dar clases particulares de inglés durante el año, un verano tuvo la ocurrente idea de llevarse una decena de niños a la casa de veraneo familiar de Vallclara. Tras el éxito de ese primer verano, el siguiente fueron el doble de alumnos y así fue creciendo exponencialmente hasta llegar a lo que es hoy, una empresa con 4 centros donde estudiar, pasarlo bien y hasta examinarse de los certificados oficiales de Cambridge, el único centro español autorizado a examinar durante el verano. Ahora, a pesar de tener miles de alumnos cada verano entre todos los centros, la matriarca del clan sigue haciendo a mano cada uno de los cartelitos de los armarios y cajones de las habitaciones de los alumnos.

Los cuatro centros están ubicados en Vallclara, Tamarit y Padres, estos tres en Tarragona y un último que se encuentra en la Cerdanya, en la localidad de montaña de Puigcerdà. Hay campamentos para niños de 5 a 18 años dependiendo del centro, que pueden ser el campamento original, el multiactividad, que combina la perfección del inglés durante 4 horas de estudio y actividades lúdicas, deportivas, festivas y con salidas especiales de fines de semana. Para los que prefieran una actividad concreta, English Summer ofrece también la posibilidad de pasar unos días en un campamento cuyo eje principal sea la hípica, la cocina, la robótica, el baile, las actividades acuáticas, etc. La duración va desde 1 a 3 semanas y el precio también cambia dependiendo de los días y la temática escogida. Y además hace algunos años también han empezado a ofrecer cursos en el extranjero para los más mayores y que ofrecen una experiencia única, distinta y donde poder también obtener títulos oficiales durante su estancia.

English_summer

Más de 40.000 familias de todo el país y también de fuera han pasado ya por alguno de los campamentos English Summer. De todos los niños que asisten, el 60% repiten al año siguiente. De los 490 profesionales que trabajan en English Summer, el 80% son antiguos alumnos que, tras asistir durante muchos veranos, han acabado formándose para convertirse en profesores y monitores de estos espacios donde ellos tienen una segunda familia.

Durante el tiempo que los niños están en el campamento los papás tienen contacto continuo con el director o coordinadores del centro, su monitor que los acompaña durante todas las actividades del día y la noche y con vuestros propios hijos. Además, existe una plataforma online donde estar informados de todo lo que pasa, de las fotos y vídeos que se suben cada día con las actividades que han ido realizando y de cualquier cosa que pase relacionada con nuestro hijo y sus actividades. El último día del campamento los papás podemos compartir con ellos la jornada de clausura y ser testigos de la entrega de diplomas, de la clausura de los juegos de sus clubes de deporte y muchas más cosas que se viven muy intensamente especialmente cuando tu hijo se despide de los que han sido sus compañeros de habitación durante esos días y de su monitor. Los abrazos, las emociones y las lágrimas son incontenibles.

A la nuestra lo que más le ha gustado han sido las horas de los juegos de clase en los que hablando en inglés aprendían nuevos contenidos; las horas de piscina; las fiestas temáticas y la cantidad de amigos nuevos que hacen den todas las disciplinas. La habitación, los clubes, las clases, todo son oportunidades nuevas para crecer socialmente, en su autonomía personal y por supuesto en sus conocimientos de inglés. Para nosotros un 10, sin duda repetiremos!!

English_summer2

Si aún queréis ver si queda alguna plaza en los campamentos para las próximas semanas entrad rápidamente a: ENGLISH SUMMER y averígualo.