Viajar a Andorra con niños

 

Hace unos días parte de nuestro equipo tuvo la ocasión de visitar el vecino país pirenaico de Andorra. Como íbamos con niños, escogimos un hotel ad hoc. Nos recomendaron uno de los hoteles Plaza que en el país vecino son de los mejor valorados, el hotel Ski Plaza. Este hotel, ubicado en el pueblo de Canillo y su homólogo Holidayy Inn en Andorra la Vella son de características similares en lo que a servicios para familias se refiere: poseen mini-club con actividades para niños y unas suites temáticas familiares para que los niños se puedan meter de lleno en la vida de Heidi, Alicia en el País de las Maravillas, los Sioux o el mundo de los Gnomos.

El Ski Plaza es un verdadero remanso de paz, un hotel tranquilo y pequeño.  Su entrada se abre sobre un espacioso vestíbulo con chimenea, sofás y mesas bajas. El escritorio de la recepción precede a la parte de la cafetería. Allí podrás comer bocadillos o pastas a cualquier hora del día y hasta las 12:00 de la noche.El bar El Pic Blanc está abierto hasta las 3:00 de la mañana, dispone de varios videojuegos, de una tele y de una programación musical completa y variada. El mini-club abre toda la tarde y varía de actividades cada jornada. Además, existe una tienda para alquilar material de esquí y por supuesto, está todo previsto para guardar los esquís, secar y calentar los zapatos para que tu estancia invernal sea perfecta.

Una de las ventajas de alojarte en el Ski Plaza es que se tiene acceso al Palau de Gel, que se encuentra justo enfrente del hotel. Allí se pueden hacer muchas actividades sobre hielo: patinaje, cursos de iniciación, hockey, cars sobre hielo y hay parque infantil para los más pequeños y piscina climatizada

 

 

 

Andorra fue durante muchos años la capital de las compras además de ser uno de los destinos de montaña preferidos por los europeos para la práctica de deportes de invierno. Los precios en la alimentación,  cámaras digitales, reproductores MP3, lectores DVD portátiles, consolas, etc, ya no son lo que eran y hacen que no valga la pena viajar en exclusiva hasta el país alpino. Sin embargo, sí que son muchos los atractivos que hacen que la visita a estas montañas merezca la pena. Sin lugar a dudas, uno de ellos es Naturlandia.

NATURLANDIA es el primer parque temático alpino, un lugar multiaventura en medio de la montaña que hace que la visita merezca la pena por varias razones. La primera, sin duda, su atracción más novedosa, el Tobotronc, el tobogán alpino más largo del mundo. Subir de los 1600 metros hasta una cota de 2000 en medio de la montaña enganchados por un remonte que va tirando de un trineo es un experiencia que nadie debería perderse. También pueden subir niños que sobrepasen el metro y veinte centímetros de altura. La bajada es divertidísima y se puede controlar la velocidad con un mando que lleva cada trineo.

Además de esta singular atracción encontramos muchos otros puntos de entretenimiento para los más peques: circuitos de toboganes, coches eléctricos, ponys, motos de nieve, hinchables, tiro con arco, Chiqui Park interior en el restaurante y la tienda temáticos…

Naturlandia está dividido en dos parque situados en diferentes cotas. El primero, el campo base se encuentra a 1600 metros de altitud. Allí se encuentra el Tobotronc y la mayoría de actividades para los más pequeños y el circuito Air Trekk, para los adultos y los más atrevidos.

En el siguiente nivel, a 2000 metros pudimos disfrutar de una excursión en quad con los niños en medio de la nieve, los circuitos Mini Tubby de toboganes para niños y será donde próximamente (la inauguración está prevista para el próximo mes de Mayo) se ubicará el parque de animales salvajes, sin duda otra atracción que dotará al Parque alpino de una excusa más para visitarlo.  Tanto en invierno como en verano, Naturlandia es una gran excusa para viajar hasta Andorra.

www.naturlandia.ad

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *