Vilar Rural de Sant Hilari y parque de aventuras

Buenos días, hoy os quiero dejar unas imágenes de lo que fue nuestra estancia en el Vilar Rural de Sant Hilari y explicaros un poco mejor qué encontreréis en estos mini pueblecitos pensados para familias y cómo disfrutarlos al máximo

Una de las cosas que más me sorprende siempre que visitamos un Vilar Rural es que hay actividades programadas desde el mismo viernes al mediodía hasta el domingo por la tarde, incluída la merienda este día. Así nos pasa, que no nos echan de allí ni con agua caliente… Da igual que haya deberes, lavadoras por poner, ropa por planchar… No tienes ganas de marcharte y pensar que ya no te levantas y te vas al buffett y todo el día a mesa puesta. Nos crea síndrome de abstinencia unos días, os lo puedo asegurar. El viernes llegamos y fuimos a dejar las cosas y a Ca La Masovera, allí había juegos libres en una casita de madera de inspiración nórdica en una explanada en el bosque junto al Vilar. Preciosa… Luego tocaba cena en el buffet de lujo que tienen en todos los Vilar Rural y después de la cena QUIZ MUSICAL. Nos reímos lo indecible… Primero sesión niños: adivinar canciones de bandas sonoras de películas y series y luego sesión de mayores.  Una presión, unos piques… Una mamá de nuestro grupo ganó un pase al SPA que disfrutamos al día siguiente de nuestra llegada.

 

El sábado, tras levantarnos y desayunar (muchos papás aprovecharon para hacer deporte, running y mountain bike en los alrededores, donde encontraron fuentes de aguas manantiales, rincones preciosos en los montes de pinos, abetos y castaños…) nos espera la granja. Después de haber estado en varias granjas, de ésta lo que más me sorprende es que te dejan entrar hasta la «cocina». Los niños entran, tocan, juegan y cogen los animales.  Vigilados de cerca por el equipo de monitores, pero es un gusto verlos jugar con los pollitos, las gallinas, los conejos o darles el biberón a los corderitos. Esta parte es la favorita de muchos de ellos en el Vilar Rural. Después toca tiempo libre para disfrutar de las instalaciones o bien talleres de construcción de juguetes o actividades temáticas que van cambiando cada mes, relacionadas con los recursos naturales, el medio ambiente o las tradiciones populares. Así que por si fuera poco, encima de entretenerlos, las actividades son pedagógicas, un gustazo.

Nos fuimos a disfrutar del spa, la piscina y demás. Por la tarde, mamás trekking por la montaña y papás unos en la Sala de audiovisuales para disfrutar del cine y otros siesta. Tuvimos fotos con los burritos, granja y cuidados del huerto antes de la sesión de Aqua Gym. Cuando tú ya no puedes más, aún hay actividades y a tus hijos aún les quedan ganas de trotar!! Se metieron los peques en la piscina y luego ducha rápida y a cenar y por la noche disfrutamos de una sesión de baile genial. Cuando tienes niños pequeños y no tienes tiempo ni ganas de salir de fiesta es genial una noche así con los pequeños contigo y bailar con ellos éxitos de ahora y de nuestra época, no os imagináis la cara de nuestros niños viéndonos bailar emocionadísimos el trasnochado «Saturday Night»…

El domingo nos esperaba un día lleno de aventuras. Junto al Vilar Rural de Sant Hilari, caminando a cinco minutos por una preciosa vereda del bosque se encuentra SANT HILARI AVENTURA. Con cuatro circuitos (verde, azul, rojo y negro) de distinta dificultad y pensados para disfrutarlos desde los 3 años, este genial complejo de pruebas entre los árboles del Parque Natural es una manera muy sana de divertirse. Superando algunos miedos al hacer los circuitos (confieso que yo misma estuve a punto de abandonar, pero lo acabamos!!) niños y papás pasamos un estupendísimo rato descargando adrenalina. Os lo recomiendo muy mucho. Podéis ir a pasar el día y disfrutar de varios niveles de dificultad o aprovechar vuestra estancia en el Vilar Rural de Sant Hilari para pasarlo genial con esta aventura. Al día siguiente estás la mar de relajado, pero con unas agujetas…

Después de estas aventuras tocaba comer, recoger y aún nos quedamos a un café, sesión de cine y merienda, y porque no podíamos alargarlo más… Un fin de semana inolvidable, os lo aseguro…

www.vilarsrurals.com

 

 

 

 

3 comments
  1. Que edad creéis que es la buena para que los niños disfruten? Gracias!!!

    1. Belén, cualquier edad es genial para ellos, pero a partir de los dos años disfrutarán más de la granja, el huerto, las actividades y el parque de aventuras. Un abrazo!

  2. This is a very beautiful place and so peaceful. So great for kids too.. Congrats.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *