VUELVEN LOS CAMPAMENTOS DE INGLÉS MÁS SEGUROS Y MÁS TOP PARA NIÑOS Y FAMILIAS

Una vez más, nuestros peques ya están inscritos en su turno para el campamento de verano en inglés con nuestra empresa de cabecera, ENGLISH SUMMER. El año pasado cumplieron 40 años de experiencia en organización de campamentos de verano, que además ahora suman a una oferta que incluye cursos de verano y estancias en el extranjero con familias o en colegios; colonias escolares, vacaciones en sus casas propias y campamentos donde toda la familia puede aprender o mejorar su inglés con profesores adecuados al nivel de cada miembro de la familia.

El año pasado, a pesar de las muchísimas dudas y desconcierto por la primavera tan atípica que vivimos, os puedo decir que a mis hijos ir de campamento les salvó emocionalmente en muchos aspectos. Sin cole, sin posiblidad de relacionarse con otros niños y encerrados durante muchas semanas en casa, el anuncio de que los campamentos y colonias de verano, con todas las medidas de seguridad e higiene nuevas que tuvieron que adoptarse, eran seguros y además eran necesarios, fue un soplo de aire fresco en medio de la pandemia.

La estancia del 2020 fue mágica, única, y por primera vez, además de su seguridad y el aprendizaje en inglés, me importó además su salud emocional a la hora de enviarlos. Durante el verano, se desarrollaron muchos campamentos con cientos de niños y se ensayaron muchas de las medidas que luego se implementaron en los colegios, como el grupo burbuja de convivencia 24 horas, aumentar el personal y las horas de limpieza, ventilación, etc.

El gran reto para English Summer fue cambiar esta rutina de cada día sin que todo ello  afectara a las actividades, las clases, las fiestas y sobre todo que los niños no tuvieran la sensación de que algo era peor o diferente. Sin duda, los peques se adaptaron a las nuevas normas rápidamente y más cuando es para pasar una de las mejores semanas del año.

Dado el éxito del verano pasado, este año repiten las medidas de seguridad, los grupos burbuja y las actividades que cumplen la misión de que nuestros hijos se diviertan como siempre sin importar la nueva situación o que la mascarilla tenga que formar parte del look que les preparamos para cada día del campamento.

Mis hijos tienen preferencias en las casas de ENGLISH SUMMER donde quieren volver, tienen amigos con los que les gusta repetir la experiencia y adoran a los monitores y el personal de la casa, a los que añoran volver a ver cada verano, volver a un espacio que les ha hecho felices, donde han aprendido a manejarse en una lengua extranjera pero donde han aprendido además otras muchas cosas que les acompañan en forma de recuerdos que atesoran para el resto de su vida. En el caso del peque, repetirá  su paso por Vallclara para realizar el campamento multiactividad y en el caso de la mayor, el año pasado probó la experiencia de los campamentos para adolescentes y como os imagináis, está deseando repetir. Es un turno (de 2, 3 ó 4 semanas)  donde las actividades, las fiestas temáticas y toda la parte pedagógica y de ocio  está muy enfocada a estas edades, con lo cual la experiencia es muy satisfactoria. Durante estos turnos además, si los niños ya tienen el suficiente nivel incluso pueden aprovechar para prepararse los para los exámenes oficiales de CAMBRIDGE. Hacen un curso intensivo y allí mismo en las casas pueden hacer el examen oficial para el FIRST CERTIFICATE o el ADVANCED (algo que pasa en muy pocos sitios, que sean sede oficial de CAMBRIDGE)

En casa ya piensan en sus nuevos compañeros, en qué equipo les tocará para competir en los Olympics,  sueñan con preparar la maleta con la ropa de deporte, la de las fiestas, sus looks más elegantes para brillar la noche de gala o soñar con qué premio les otorgarán en las diferentes competiciones que tienen lugar en su turno.

 

Me gustaría acabar este post sobre estos campamentos tan especiales para mis hijos,  con un texto que publicamos en nuestras redes sociales  sobre la labor de los monitores el verano pasado, imprescindible.

» Desde la última semana de junio, miles de monitores y monitoras de ocio atienden diariamente niños y jóvenes. Su principal objetivo es garantizar que todos ellos pasen un verano inolvidable, pleno de actividades lúdicas y educativas. Han tenido que reinventarse, adaptarse a unas medidas sanitarias, aparentemente contrarias a todo el que es la educación en el ocio: con distancias, sin contacto, sin poder mostrar una sonrisa o expresión facial. Han aprendido a hablar con los ojos, a evitar abrazos, a no poder compartir material. A elevar su tono de voz más de lo que es habitual, porque si no, con la mascarilla no los oyen.

Esta juventud han conseguido que el estado emocional de los niños mejore sustancialmente, devolviéndolos a la socialización, a la relación entre iguales, al contacto con la naturaleza. Han conseguido que, los niños que habían estado seis meses sin ir a clase, dejen atrás los tres meses que estuvieron confinados en casa y pierdan el miedo. Todo esto y mucho más antes de volver a las clases el mes de septiembre.

Su actitud estoica, abanderada por la pasión hacia el ocio y los niños, lejos de la resignación, y llena de resiliencia, creo firmemente que no está siendo suficientemente valorada, al contrario. Como colectivo joven del cual forman parte, han estado a menudo criminalizados por conductas irresponsables que propician el contagio del covid-19, y no, no es así señores y señoras! Estos chicos y chicas, han tenido que limitar sus relaciones y han comprendido que, desgraciadamente, este verano su horario laboral no se acaba cuando marchan del casal, el campamento o las colonias, sino que todo aquello que hagan a lo largo de la jornada puede contribuir a poner gravemente en riesgo la salud de los niños que tendrán el día siguiente. Y ¿quien ha salido a aplaudirlos al balcón?

Siempre lo he creído, pero especialmente este verano, hace falta que pongamos en valor el gran trabajo que hacen miles de jóvenes dedicados al mundo del ocio educativo. Desde aquí, mi aplauso hacia ellos, y espero que también el vuestro!”

Mireia Pellicer (www.ara.cat)

 

Si queréis saber fechas, lugares y tipo de campamentos disponibles y cómo reservar, tenéis toda la información y dudas resueltas en su web,www.englishsummer.com. Si tenéis intención de llevarlos este verano para una experiencia inmersiva en inglés,  yo no me lo pensaría mucho porque hay turnos que se llenan rápidamente. En breve tendrá lugar una reunión explicativa para familias y si los seguís en sus redes sociales podréis ver fechas y todas las dudas que se os puedan plantear para los campamentos de este verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *